Carrasquilla: no hay dinero suficiente para los subsidios de 2019

El ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, señaló ante los integrantes de la Comisión Tercera del Senado que la situación fiscal del país es complicada y aunque no es tan grave como en años anteriores, no hay recursos suficientes para el Presupuesto General de la Nación de 2019, cuyo proyecto dejó radicado el anterior gobierno.

Aunque Carrasquilla había señalado con anterioridad que no dejaría desfinanciado ninguno de los programas sociales que dejó el anterior gobierno, ante la Comisión del Senado advirtió que la verdad es que no hay recursos suficientes para pagar por completo programas como los subsidios a la electricidad o “Más Familias en Acción”, Icetex o el Programa de Alimentación Escolar.

Para conseguir el financiamiento necesario, el ministro Carrasquilla buscará un acuerdo nacional, en medio de un debate que pidió se dé con cordialidad y comprensión.

El ministro destacó nuevamente la escalada de la deuda pública, que desde 2012 incrementó en 10 puntos del PIB, sin sumar las vigencias futuras que aumentaron en $70 billones durante el mismo periodo.

En efecto, el déficit fiscal es tal que el ministro Carrasquilla aseguró que el país tendrá que continuar con las refinanciaciones o rollovers de deuda pues la ausencia de un superávit del país impide que se vaya eliminando deuda.

Entre las obligaciones del Estado también están los pagos del régimen subsidiado de salud -que tiene un déficit de 6 puntos del PIB- y las sentencias judiciales contra el Estado.

Estas últimas, añadió el ministro, tienen una tasa de usura pues su interés es cercano al 30%. Dicha tasa de interés proviene de la negociación de estos pagos que se dan entre quienes recibirán a su favor el fallo del juzgado y terceros que compran dicha obligación.

Sin embargo, el minHacienda señaló que “hemos visto peores (situaciones fiscales) en Colombia”, como la del 2002 cuando la crisis financiera obligó al país incluso a pedir ayuda del Fondo Monetario Internacional mediante un crédito de rescate, tal como sucedió este año con Argentina.

En ese sentido, Carrasquilla destacó los “colchones” con los que cuenta ahora nuestro sistema financiero como el Fondo de Garantías Financieras (Fogafín) o las provisiones de los mismos bancos.

El ministro reconoció la recuperación que está teniendo el sistema financiero tras la desaceleración del país y destacó que su impacto fue menor que en ocasiones anteriores.

Además, elogió el manejo monetario de la Junta Directiva del Banco de la República y añadió que las buenas expectativas para la inflación y el crecimiento del PIB al cierre de este año garantizan un “telón de fondo de tranquilidad” para que el país se dedique a debatir las soluciones a su problema fiscal.



Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: